Ginecomastia: causas, síntomas y soluciones.

Si estás leyendo esta página seguramente sea porque quieres conocer toda la información acerca de la ginecomastia. Probablemente, también puede que seas un hombre que está preocupado porque piensa que padece esta patología. Sin embargo, antes de nada y si todavía no has ido al especialista, te recomiendo que leas toda esta información que te proporcionamos aquí para aclarar todas tus dudas y para que estés completamente seguro de que tienes una verdadera ginecomastia, ya que no siempre es así. 😉

¿Qué es la ginecomastia?

La ginecomastia masculina es una enfermedad que consiste en el volumen excesivo y patológico de las mamas de un varón. Se trata de una hipertrofia de los pechos del hombre, un crecimiento excesivo en sus glándulas mamarias. El significado del término lo encontramos en la etimología, pues la palabra está formada por las raíces griegas gyne (mujer) y mastos (pecho, mama, teta).

Los tipos de ginecomastia son muy variados. En primer lugar, puede aparecer de forma simétrica o asimétrica. La ginecomastia simétrica es la que se presenta por igual en ambos senos mientras que la asimétrica es cuando aparece un seno más grande del otro.

Por otro lado, esta dolencia puede presentarse de manera unilateral o bilateral. La ginecomastia bilateral del varón se da cuando aparece en ambos pechos, mientras que la unilateral aparece únicamente en uno de los senos del hombre. Si bien, es cierto que la ginecomastia unilateral muchas veces es considerada como una fase ya que muchas veces los pacientes acaban finalmente desarrollando el crecimiento de ambas glándulas mamarias.

Diferencias ginecomastia y pseudoginecomastia

Por otro lado, es muy importante lo siguiente: no hay que confundir esta patología con el exceso de grasa. La ginecomastia se debe al crecimiento anormal del tejido de las glándulas mamarias, no al exceso de tejido graso en ellas.

Esto último se conoce como pseudoginecomastia o adipomastia, es decir, acumulación de grasa subcutánea en la zona de las mamas de los hombres. Los senos con adipomastia suelen ser blandos, al tratarse de tejido graso mientras que los senos con ginecomastia son más duros al tacto, al tener un origen glandular.

Así pues, tanto en la ginecomastia como en la adipomastia hay una semejanza: la hipertrofia en los pechos del hombre. Sin embargo, esta última es mucho más fácil de eliminar, ya que puede deberse a distintos factores poco saludables como llevar una mala alimentación o un estilo de vida completamente sedentario (los varones obesos suelen tener pseudoginecomastia). Aun así es bastante frecuente que estos acaben desarrollando verdaderas mamas, es decir, una ginecomastia real, si bien muchas veces las personas con adipomastia pueden corregir este exceso de grasa a base de ejercicio físico y con una alimentación sana e hipocalórica.

Causas de la ginecomastia

Los cambios hormonales son la causa principal del desarrollo de ginecomastia. Estos cambios hormonales se dan casi siempre por dos motivos, por consumir fármacos o por cambios fisiológicos.La mayor parte de los casos son fisiológicos y hay tres etapas en las que puede aparecer esta patología.

Ginecomastia en bebés recién nacidos

La primera etapa en la que puede aparecer se da en niños recién nacidos. ¿Por qué? Pues por haber estado expuestos a los estrógenos de la madre durante el embarazo, a través de la placenta. Normalmente, la ginecomastia de los bebés desaparece en uno o varios meses.

Ginecomastia puberal

La segunda etapa es en la pubertad. Un alto porcentaje de adolescentes padecen ginecomastia transitoria puberal en algún momento de su desarrollo, especialmente entre los 13 y los 14 años. Esto se debe a los desequilibrios hormonales propios del desarrollo del adolescente, cuando los andrógenos están en una proporción más pequeña que los estrógenos. Esta patología también suele desaparecer con el tiempo, repentinamente.

Ginecomastia en la vejez

La tercera y última etapa es en la vejez. Aquí, también es causada por los cambios hormonales propios de la edad, ya que hay un descenso de la producción de testosterona en los testículos. Esta ginecomastia senil, a pesar del nombre, no sucede solo en varones muy ancianos, ya que puede empezar a aparecer a partir de los 50 años. Esta patología suele ser permanente en muchos de los casos y solo es reversible mediante una operación de cirugía estética.

Ginecomastia por fármacos

Seguimos con las causas aunque he querido separar en diferentes apartados las causas fisiológicas de las farmacológicas. 😉 Pero, como decía en el apartado anterior, otra de las causas más frecuentes de la aparición de ginecomastia en los hombres es el consumo de ciertos fármacos, que provocan cambios hormonales que pueden acarrear el aumento de los senos masculinos.

Estos fármacos pueden ser diversos:

  • para tratar el cáncer
  • tratamiento contra el VIH
  • fármacos para anabolizarse
  • etc.

La ginecomastia cuasada por fármacos podría desaparecer una vez descontinuado el tratamiento.

Ginecomastia por esteroides anabolizantes

En los últimos tiempos hay cada vez más casos de pacientes varones jóvenes y deportistas completamente sanos (sin ningún tratamiento aparente) que desarrollan ginecomastia. Estos jóvenes no se encuentran en ninguna de las tres etapas mencionadas más arriba (nacimiento, pubertad, vejez) y, sin embargo, desarrollan un aumento en sus senos.

Al final, esto se debe, casi siempre, a que estos jóvenes sí que están llevando a cabo un tratamiento farmacológico, no por motivos de salud, sino por estética ya que muchos usan esteroides anabolizantes para ir al gimnasio y aumentar la masa muscular en grandes cantidades y muy rápidamente. La ginecomastia es causada por un desequilibrio entre los estrógenos y los andrógenos provocado por los fármacos anabolizantes.

Este desequilibrio hormonal, que se produce al consumir, por ejemplo, dosis altas de Testosterona que, si bien acelera el crecimiento muscular, también pude hacer que la glándula mamaria prolifere como efecto secundario (muchos culturistas profesionales tienen ginecomastia). Debido a ello, muchos de los jóvenes que deciden hacer un ciclo, también consumen medicamentos antiestrogénicos como el Citrato de Clomifeno (nombres comerciales Clomid) o el Tamoxifeno (Nolvadex).

 

Síntomas de ginecomastia

Los síntomas son fáciles de ver, al tratarse de un problema físico. El principal es ver un aumento en las glándulas mamarias del hombre, un aumento de este tejido en uno o ambos senos. El paciente puede notar una sensación distinta en sus pechos, cierta sensibilidad o un tacto diferente que a veces puede incluso causar hasta un pequeño dolor, especialmente en la zona del pezón y la areola. En ocasiones puede ocurrir que el paciente tenga secreción de leche a través del pezón.

 

Tratamiento de ginecomastia

La solución pasa por una operación de ginecomastia. La cirugía plástica o estética es el tratamiento más eficaz de todos, incluso puede que muchas veces sea el único, aunque dependerá de tu estado.

Cómo curar la ginecomastia de forma natural y sin cirugía no es una tarea sencilla ni en muchos casos posible. Sin embargo, hace ya meses que Jon Remington, instructor de salud masculina y autor de ¡Adios ginecomastia!, se ha hecho famoso gracias a su propio método que explica en su libro, que puedes comprar aquí. La guía está en pdf y si estás fuera de España puedes poner tu país para ahorrarte el IVA. 😉
Nosotros tenemos esa guía y otra más completa, si te interesa deja abajo un comentario y nos pondremos en contacto contigo para enviártela (el email no se publica pero a nosotros nos sale). Son muchos los usuarios que afirman que han conseguido eliminarla gracias a estos métodos, aunque no todos. En cualquier caso, la inversión es ínfima en comparación al precio de una operación.

3 thoughts on “Ginecomastia: causas, síntomas y soluciones.

  1. Gracias por la información. Estoy planteándome operarme ya que es un complejo que vengo arrastrando de hace años. Alguien que lo haya hecho me puede contar su experiencia?

Leave a Comment